Incluido en el programa PRUEPA, es un pueblo que se encuentra en el Valle del Tena. Junto con Tramacastilla, Sandiniés, Escarrilla, Piedrafita y Saqués formó el nucleo agrario del valle hasta 1836, año en el que fue expropiado por la Confederación Hidrográfica del Ebro por motivo de la construcción del embalse de Búbal.

En los últimos años su igleasia parroquial de San Martin del siglo XVIII ha sido rehabilitada.

Definitivamente un pueblo con encanto.

Fuente: www.europapress.es